¡ Mis Viajes Archives - Finca Villa Juan

Archivos de la categoría Mis Viajes

Aventuras en Camerun & Limbe wildlife Center

Camerun & el LImbe Wildlive Centre

“Los lunes conviene que os quedéis en casa y no salgáis por cuestiones de seguridad, hay toque de queda”. Como si me hubieran dicho que tenia que correr desnuda por la avenida de la Castellana, gritando BINGO mire a ese hombre que mencionaba aquellas palabras.

Estábamos a 27 de Julio de este año, 2018, con esta información empezábamos nuestros primeros días en Camerún, con una excitación digna de un adolescente al ser todo nuevo y donde la magia de lo desconocido alcanza su mayor grado, nos adentramos en este cálido desorden.

Tengo que reconocer que cuando recibimos esa información, tuve que tragar un poco de saliva y mirar hacia los lados buscando alguna respuesta, por supuesto no la encontré y el pensamiento y la incertidumbre se prolongó por varios días.

Camerún tiene zona francesa y una pequeña parte costera al oeste que es de habla inglesa, la cual, se quiere separar de la francófona porque tienen mayores desventajas en aspectos económicos y administrativos. Un dato curioso es que Camerún nunca ha entrado en una guerra civil, pero el ambiente que se vive en estos momentos es de una creciente tensión por este aspecto, acompañado con el conflicto al norte de Boko Haram, casi nada.

1

Los dos primeros días, como de costumbre, aterrizamos con nuestras mochilas intactas preparadas con toda clase de utensilios para aquellas condiciones: antimosquitos, botas de goma para los días de fango & lluvia, mosquitera y toda clase de mudas para los días de corte de agua, lluvias tropicales, o algún asalto a mano armada con algún gorila, llegaron al país las “aventureras de la sociedad moderna”.

 

Llegamos a Duala, a una casa donde no conocíamos a ninguno de los dos propietarios, amigo de un amigo de un amigo… Una dulce mujer camerunense de 32 años, Francis y su marido, un francés, generoso en carnes, con un aparente desinterés absoluto por agradar al huésped pero con unos silenciosos gestos de ternura preciosos y una indirecta cálidad hospitalaria.

 

A los dos días de llegada a la capital, volvimos a ponernos nuestra aventura a la espalda,esta vez tocaba dejar Duala. Por esa callejuela medio asfaltada de la capital, íbamos dirección al taxi que nos esperaba a la entrada de la calle donde un choffeur de la organización de voluntarios nos llevaria a Limbe, la otra ciudad costera donde estaríamos en el centro trabajando con animales salvajes y el centro más protegido del conflicto, “perfecto”pensé.

Nos despedimos de Francis y nunca olvidaré unas preciosas palabras que nos llenó de orgullo y de felicidad : “vuestra estancia aquí nos ha llenado de alegría e ilusión, nos ha acercado más a mi marido y a mi” con una indescriptible felicidad nos subimos a aquel taxi. He de reconocer que un especial poder nos inundó a las dos.

Asomadas a la ventana, viendo aquel caos durante más de dos horas, dejábamos la capital a 20-30 km por hora, un tráfico infernal nos acompañaba a cada segundo. Era la última cruzada hacia la liberación del menos espabilado y del “tonto el último”.

Un camión atravesado, setecientas motos en 2 metros cuadrados con más de 3-4 pasajeros, un colchón sobresalía de una bicicleta, una cabra en patines, cualquier escenario podía suceder. Coches de la dirección contraria parados literalmente durante más de una hora que ya desesperados, cogían nuestro carril para poder avanzar, los menos civilizados llegaban antes a sus destinos, seguir las leyes? avanzar? seguir un orden y no moverte…? un dilema considerable aquí, yo tenia clara la respuesta…

Llegamos finalmente a Limbe, a la casa de Voluntarios que tenía preparado el Limbe Wild Live centre para nosotros, con resaca, cansadas y llenas de polvo de la carretera sin asfaltar escuchamos atentamente aunque yo sólo pensaba en una cama.

Dos chicas, una de 17 y otra de 28 ambas de Holanda nos explicaban las normas de la casa: “a veces cortan el agua, otras no hay electricidad, hay que hacer esto, cuidado con esto otro, este será vuestro cuarto…”

Nunca olvidare cuando vi los cuartos de la parte de atrás del jardín, 3 cuartos, inundados por la mayor simpleza existente, cada uno con su mosquitera, desangelados sin ningún mueble que las acompañara o que las hiciera el día mas ameno, pintura descolchada y un suculento olor a humedad.

Posteriormente  nos mostraron muy amables los baños, un agujero en el suelo, pintura de nuevo desconchada y una “Love parade” de bichos paseándose jolgoriosos por las paredes, no se si iban al supermercado o de compras de domingo, pero ahí estaban todos juntos pasándoselo cojonudamente bien.

4

Me acuerdo que pensé : “esto antes era muy innovador y fascinante pero a estas alturas yo ya no estoy pa esto, pfffff” estas fueron literalmente mis palabras paseándose por mi mente una y otra vez.

He de reconocer que la primera semana se nos hizo pesada, felizmente combinábamos esa pesadez con humor y situaciones extremas de falta de limpieza e incomodidad que nos lo tomábamos con una maravillosa ironía. Reir o morir, tener actitud o hacer reclamos constantes.

Nos esperaba el primer dia de trabajo ese primer Domingo, en el centro de reinserción de Chimpances gorilas y toda clase de animales salvajes. Estaba emocionada, pero saber que no me esperaba una buena ducha a la vuelta reconozco que me cabreaba ligeramente.

Nos dividieron las tareas en el primer dia: Cuarentena (área de llegada de animales al centro en toda clase de condiciones), limpiar las jaulas de los gorilas, limpiar las jaulas de chimpancés, mandriles…. Y alimentarlos posteriormente,otra actividad era enrichment (un precioso programa para hacerles determinados retos a los animales y que tuvieran dificultades y que desarrollar algún tipo de destreza, ya que al estar en un centro permanentemente se amuerman y pierden facultades). Me toco limpiar mierdas de mandril, “allá vamos” pensé confusa.

Primer dia, nos entregaron una escoba de paja, por supuesto hecha a mano, nada del Mercadona con su palito alto y estilizado  y su sistema medianamente desarrollado que tenemos en “las grandes potencias”.

El recogedor de cacas era un palo no mas largo de dos palmos. Con posición canina, y exageradamente agachadas a 4 patas llevábamos a cabo la higiene de las heces nocturnas de todos los animales.

drill

Recuerdo que me dije, los animales, fascinantes, pero semanas limpiando mierdas gigantes de gorila, salpiqueos de los liquidos en la cara…. Los primeros días recuerdo que pensé “menudas vacaciones más cojonudas, a ver si se me empiezan a ocurrir otras ideas…”

 

3

Pero había algo, que con el pasar de los días se convertía en mágico, y es que estar a escasos dos metros de un gorila que te observaba tranquilo, al otro lado de la verja de hierro unas veces, y que otras se sentía amenazado y con necesidad de dejarte claro quien era el macho de espalda plateada ahí, se levantaba golpeándose el pecho y emanando un rugido ensordecedor. De repente, con el pasar de los días querías estar horas observando su comportamiento, como se comían un plátano, como te pedía con su inmensa mano un poco más, o como te miraban de reojo controlando cada movimiento que hacias mientras limpiabas la jaula, recuerdo una chimpancé que cada vez que pasabas te miraba de reojo y con gesto ofendido miraba para otro lado con la barbilla ligeramente hacia arriba, estaba indignada que la miraras. Te decía un :”pero tu que te crees, mjmmm” (acompañado de un giro de cabeza)

6

Esto era el día a día con los animales, pero eso se combinaba con las vidas de todos los trabajadores que íbamos conociendo allí, de todas las edades, con realidad duras y difíciles, pero con una inmensa disposición y alegría cada día, un inmenso compañerismo, era como una gran familia.

 

África tiene la humanidad que siempre digo, que nosotros vamos perdiendo.

Estuvimos apenas 3-4 semanas pero cada dia era como una semana en Europa, era tanto lo que compartías, son tan sencillas y transparentes las relaciones allí, que de repente se te olvidaba el obsesivo tiempo que tenemos constantemente en mente, la planificación de actividades que siempre queremos llevar a cabo, ahí eras parte del entorno sin ver los minutos pasar.

5

Te atrapa y te suspende en el tiempo, te dan baños de realidad y te relatan problemas de verdad, mientras vas dándote cuenta de la de cosas que nos rodean diariamente y que la sociedad nos hace creer que necesitamos tantas cosas innecesarias.

 

Otra cosa me cortaba y me daba que pensar durante largos minutos, mientras nosotros, los que tenemos opciones, futuro, decisiones o caminos que tomar nos estresamos a niveles indescriptibles con nuestras decisiones, miraba a mi alrededor y no veía “chance” de nada, ellos no tienen ninguna opción, ninguna decisión que tomar, van a estar ahí y estarán hasta que se mueran por los siglos de los siglos, me resultaba duro observar eso a la vez que te replanteas millón de cosas de como pensamos actuamos y como enfocamos la vida, mucho que aprender de esas sociedades sigo pensando.

Bueno y pasando a otro tema, a mi gran compañera de aventuras….

Lo que mas me fascina de con quien viajo es que es una complementación perfecta de energías, buen rollo y misma sintonía que hace que siempre nos sucedan cosas únicas, recuerdo un dia que conocimos de noche a un chico que tenía un canal de televisión y que terminamos saliendo en el aire, lo que dicen en inglés “on air” en un programa llamado “moments with women” momentos con las mujeres, donde hablamos de la diferencia que había del roll de la mujer en África y en España y la diversa concepción de rolles en los núcleos familiares, eso unido a nuestra propia experiencia pasada en España como mujeres y en ese mismo momento en África, recuerdo que disfrute tanto de esa entrevista.

 

2

La verdad que me acompañan infinidad de viajes a muchos destinos y en conceptos muy diferentes, pero aun muy segura de que no derramaría una lagrima, me marche llorando más de una vez, no controlando en absoluto las emociones, te ibas como a un lado del mundo más solitario, mas individual, feliz y agradecida con la vida pero con un cambio de acoplamiento a la realidad diferente.

Sigo pensando que África te atrapa.

 

Sudáfrica- A pocos metros de Geopardos controladas por las Termitas.

3

Por fin  llegamos. Tras largas horas de baches y montañas rusas y sorprendidas por alguna jirafa que se te cruzaba en el arcén, alcanzamos nuestra meta.

Por supuesto combinando este viaje con la dosis de aventura correspondiente que le caracteriza a todo viaje en África, sumamos la primera anécdota.

En un adelantamiento hispano con amagos de desesperación y  tras mas de 30 minutos a 30 km por hora, detrás de un camión de culo verdaderamente pesado con una carga que no quiero ni imaginar, en cuantas toneladas rebasaba el límite permitido, nos paró la policía. Conducía yo.

Lo más acertado era, que no llevaba el carnet de conducir, estaba en Madrid guardado en el cajón, donde tenía que estar,pensé,  porque : “para qué?” si Sudáfrica es el país sin ley y el menor delito que puedas cometer es no llevar el carnet de conducir cuando la gente lleva cabras y cerdos en los asientos de atrás.

Tras más de 20 minutos jurando en ebreo y arameo a mi amiga en aquella gasolinera  que NI DE BROMA NOS IBA A PARAR LA POLICíA que era matemáticamente y algebraícamente imposible, nos paro la policía en mitad de la autopista.

Me pidió el carnet y en un español muy relajado y sonriendo le dije a mi copiloto: “pásame tu carnet de conducir” por supuesto minutos después me preguntaba el policía con el carnet de mi amiga en mano que si éramos hermanas que me parecía mucho a ella, “somos primas”, -sonreí alegre y jovial-.

Como si hubiéramos matado a un ejercito de sus soldados nos miro con cara divertida probablemente pensando: “a ver cuanta pasta les saco a estas 3″ yo con cara de circunstancia y ajustándome a su teatro puse cara de preocupada y apurada acompañado por un levantamiento de cejas mostrando inocencia, estábamos actuando? pues actuemos todos.

20 dolares de multa, 80 perdones por mi boca y continuamos trayectoria.

La gran corrupción policial de estos países, todo se paga con dinero, hasta la peor de las infracciones.

 

1

Comparándolo con Madrid y para poneros en situación, como si en la mismísima Moraleja de Madrid, la zona de la burguesía cercana a Alcobendas,  por ponerlo de alguna manera, tuvieses en tu parcela de terreno en vez de un Chao Chao correteando y dos gatos controlando la casa desde las alturas se intercambiase este dato por 20 jirafas, 10 leones, 12 rinocerontes, 4 chitas, 15 elefantes, etc…. “Un pequeño cambio que apenas sería perceptible” pensé yo divertida. Por supuesto todos ellos abarcando la capacidad de terreno amplia y generosa correspondiente a sus tamaños como así lo reclamaban estas grandes bestias. Tener en cuenta que cada elefante necesita unos 10.000 m2  de terreno para alimentarse, más o menos una región de España para cada elefante ;-)

Llegamos aquí con el objetivo de hacer un voluntariado 6 días, entre las actividades rutinarias se encontraba despertarnos a las 5 de la mañana, drogarnos ampliamente de importantes dosis de café para el cuerpo, con el fin de ser capaces de despertar los sentidos y poder seguir a nuestro Ranger asignado para aquel día.

Llenas de una inmensa ilusión como estábamos nos metíamos cada mañana  en el 4X4 a eso de las 5:30 de la mañana a vagabundear los caminos a ritmo del  travieso caballo desbocado, el Lang Rover…

Caminos invadidos de agujeros, los famosos fuera de pista, y un imponente pequeño tanque con unas ruedas que pedían guerra…. “guerra te vamos a dar” murmuré. Una de las actividades era cortar ramas para ponerlas en zonas donde el curso del agua arrasa cuando hay lluvias torrenciales y de esa manera hacer que la tierra vuelva a ser fértil poniendo ramas de otros árboles, fertilizando el terreno y generando alimento para los animales. Esto a pelo, fuera del 4×4 con animales sueltos por toda la sabana, felizmente ellos evitan al humano en gran parte.
4
En este tipo de expediciones aprendes mucho… aprendes a escuchar  a la naturaleza, los pájaros, leer las huellas de los animales, la hora en que pasó el animal dependiendo de factores como el clima y el viento del día anterior…. cuantos eran en la manada, si había crías, si alguno estaba herido…os podéis imaginar las city ladies… nosotras y todos aquellos que venimos de grandes metrópolis acostumbrados a PIPIIIIII del claxon,acostumbrados al clásico “hijo putaaa que iba a girar a la izquierda”, “una cerveza por favorrrr”… “apártate idiota!”, “CAMPEONESSSS CAMPEONESSSSS….. GOL DEL MADRID” como era para nosotros de complejo percibir las señales, los sonidos, las huellas, los cambios… simplemente leer la naturaleza… era como poner a un chimpancé a estudiar física cuántica…. no veíamos nada… no oíamos nada…. no percibíamos apenas movimientos o ruidos….  cuando había un alistamiento de alguna manada tardábamos minutos en verlos, los rangers con un rugido ya sabían, la ubicación, cuantos eran…. que estaban haciendo, si estaban cazando… si había peligro….como impalas viejos nos movíamos por ahí ligeramente oxidadas…. pero un gran afán de aprender nos acompañaba…

Otra de nuestras actividades era poner piedras en los caminos, reconstrucción de las vías publicas, -para los mas civilizados- Teníamos que ver que las vallas que delimitaban el “Krueger park” no estaban rotas  por algún animal… o que no habían intentado pasar cazadores furtivos… todo aquello en mitad de la reserva con todos los animales que os he mencionado anteriormente libres y paseando traviesamente, una alegría y un alboroto!
2
Era un verdadero lujo el poder estar viendo unos días el ritmo de aquellos animales, el ritmo que marcaba la naturaleza…. aprender tanto de cómo funciona la naturaleza…. era impresionante experimentar como cuando llegamos y pensábamos 1” semana aquí en mitad de la nada, con millones de hectáreas de clima medio árido” se convertían en días muy dispares, muy diversos, cada vez menos cosas se volvían más abundantes y eramos capaces con los días, de percibir más, experimentar más, disfrutar de esas pequeñas cosas que le gente de allí, tan acostumbrada percibían automáticamente cada día

Y lo que os voy a contar ahora seguro que pocas personas sabían de este pequeño mundo paralelo al nuestro….el gran montaje que tenían por aquí nuestras amigas las termitas…..

Las termitas son unos insectos que tenían montado en el Parque Krueger una especie de “Empire State Building” en mitad de la sabana Africana. Estos darwinianos sabios insectos tenían que estar dirigiendo el mundo y el G8. Son unas fieras de la organización en grupo y del “Execellent Management”y ojo,  sin mediar ni una palabra, sin discusiones sin desacuerdo se comunican por ondas.

Tenían que darnos unas clasecitas a nosotros los humanos. Que bien nos vendría comunicarnos por ondas en vez de hablando en muchos casos, llamar a una hp. a través de una onda… que bonito y que sutil.

Resulta, que en amplias extensiones de terreno las termitas construyen unas inmensas montañas que alcanzan hasta 3 o 4 metros…. son autenticas columnas montañosas en mitad de la naturaleza…. es como si se conectara Chicago, Con Nueva York, con Connecticut y llegas a Miami por la vía rapida.

Se comunican entre la maleza, siempre bajo tierra, me explico; hay una montaña y a 40 metros otra que no ves porque la maleza lo tapa todo… por cierto… las expediciones durante aquellos días significaban tener el cuerpo como un auténtico crucigrama o como si nos hubiésemos peleado con un león, marcas por todos lados…. del trabajo, de la rapidez del 4×4, ramas, pinchos, picaduras….

Bueno, continuo con las futuras gobernantas de los estados unidos…. las termitas!

Estos insectos viven a varios metros bajo tierra y tienen sus salidas al exterior por esas montañas que os describo, necesitan vivir a una temperatura de 36 grados por lo que si en su pequeña ciudad; Manhattan; no tienen esa temperatura en su interior, la crean ellas, abriendo agujeros, vibrando, generando energía y calor para que suba la temperatura. Se cuentan en millones y dirigidas constantemente por la termita reina que es la que da las ordenes…. por supuesto esa orden también a través de vibraciones y gestos, si la termite reina muere, muere manhattan, fifth Avenue… Michael Jackson…. Madona…. La Rocio Jurado…. mueren todos…. dependen de ella por eso la protegen tanto.

Pero que pasaría si muriese? automáticamente todas ellas se organizarían y se nombraría, de nuevo por vibraciones, la nueva Reina, la sucesora, es una especie de dinastía que surge de forma natural y ya espontáneamente programada desde un inicio y siempre sin hablar. Ya quería vernos a nosotros, los todo poderosos humanos llegando a acuerdos de esta forma tan unánime.

En fin…. Era fascinante ver como se organizaban en grupo, como conservan su comida en frigoríficos naturales y zonas de bajas temperaturas…. no usan microondas porque les queda muy grande;  en realidad pesa mucho, pero si no.. las veríamos con sartenes y ollas haciéndose unos deliciosos huevos fritos….

os lo repito….

las termitas van a gobernar el mundo…

Otra de las cosas más bonitas de aquellos días, las personas que nos íbamos encontrando por el camino, gente que trabajaba para National Geographic, antiguos miembros del can, un antiguo prisionero de la cárcel donde estaba el querido Mandela…. antiguos guerreros de la Guerra de Mozambique…. auténticos rangers de la Africa mas profunda, y alguna que otra pava real que se paseaba por el lodge apasionada de las cirugías, había de todo y para todos por aquellos parajes.

 

Como siempre África es especial, África te lleva, tu no decides tu viaje en África, ella lo organiza gratis por ti con una dosis de incertidumbre y de sorpresas.

 

Te veo pronto gran continente.

Que es Viajar…??

peru 1

Muchas veces sin ser consciente me emprendía en muchas aventuras y viajes buscando algo, buscando respuestas, experiencias, un crecimiento, una apertura de barreras, una autoevaluación, una superación de dependencias, miedos, limites mentales que tanto nos crea la sociedad…. Una auto afirmación del hecho que para disfrutar y ser feliz puedes hacerlo a solas si sabes los ingredientes…

 

Poco a poco con los años, me di cuenta que para cada persona, viajar define unos combinados muy diversos de mentalidad, formas de ver las cosas intenciones y experiencias y para otras puede ser la antítesis, pero para mí viajar es lo que vemos y somos capaces de asimilar, lo que genera distintos desarrollos a lo largo de la vida.

Yo me basaba en escritores como Javier Reverte, Larrie Collins, Dominique Lapierre, Garcia Márquez….

Mientras van sonando “the Go go Dolls –Iris” me vienen a la cabeza toda serie de imágenes de las situaciones que más me han impactado y más me han fascinado viajando, sensaciones, que al papel creo que es difícil plasmar, pues nuestro lenguaje hablado no tienen el vocabulario que poseemos en nuestros pensamientos. Si así fuera seríamos personas más descifrables y menos complejas creo yo.

Y que suponía un viaje para mí, vuelvo a pensar, la adrenalina de ponerte una mochila tener un viaje de ida y vuelta, no saber nada más del destino que te esperaba, nada reservado ni planeado, me genera unas cosquillas en la tripa que mi cuerpo parecía tener 8 años y ser la primera vez que iba a pisar el mar, esa gran sensación antes de cada viaje es muy placentera.

Me preguntaba siempre si el resto de la gente también sentía algo parecido.

 

Creo que muchas personas tenemos miedo a viajar solos, a vernos ahí sin nadie, y nos decimos “con quien voy a hablar”, “pero cenar solo es triste”, y “dormir en lugares desconocidos” y “sin poder compartir esas noches”… nada más lejos.

Si, hay una parte que es bonita compartir, pero la forma de viajar de Reverte por ejemplo, es como si fuera acompañado de muchísima gente, le inunda una paz inmensa, es capaz de sentirse próximo y querido por cada persona que va encontrando en el viaje y al final creo que esa es la clave. Las percepciones están más abiertas cuando viajas solo porque te fijas más en lo que te rodea y pierdes menos tiempo en conversaciones del pasado o de situaciones vividas con la persona que viajas. Es una forma diversa de verlo, por supuesto es precioso compartir un viaje pero mi pregunta por otro lado es; porque nos cuesta tanto viajar solos? Por qué tan fuerte esa dependencia emocional de que llegamos a no ir a un  viaje si no vamos acompañados?

Para mi viajar es mucho más que una serie de disparos fotográficos en lugares mundialmente conocidos,  yo lo percibo como un ingrediente que algunas personas son capaces de integrar en su menú. El entorno, las personas, las casas, los animales, el funcionamiento de la sociedad, ver cómo funciona el día a dia de muchas personas inmensamente felices en la máxima escasez.

Ese ingrediente de involucrarse con la sociedad de ahí. Hay un detalle curioso cuando viajas y creo que algo separado de las experiencias de mucha gente viajando. Es el de que está sucediendo en ese país, como funciona un dia normal en ese lugar del planeta.

Cuando vas a hoteles de lujo, 5 estrellas paquetes “All inclusive” es cojonudo el negrito que con un MAMASITA te regala una preciosa sonrisa directamente del corazón llena de inocencia, con una calidez en sus palabras que ni tu propia madre, pensamos estar en el paraíso… viviendo un “aventurón”, salvajes en una isla desierta “ rebeldes a más no poder, contra el sistema! Revolución!”

Peru 3

Pero hay un ingrediente mágico desde mi punto de vista, que es el de saber de dónde viene ese negrito, que vida lleva, de repente el último día te das cuenta que lleva todos los días trabajando 15 horas, que no ha habido día que hayas perdido de vista al negrito, ni a su sonrisa, y de repente te cuenta que tiene 4 hijos y que vive en la Chabola de la entrada al resort, que está feliz de poder trabajar ahí, que su familia de su distrito le admira porque gana un dinero al mes que a ellos les permite comprar frijoles y unos cuantos kilos de arroz.

Como decía Javier Reverte en una frase: “Viajar es descubrir que todo el mundo se equivoca. Cuando uno viaja, tus convicciones caen con tanta facilidad como las gafas; sólo que es más difícil volver a ponerlas en su sitio

De repente cuando te creías un crack por tener un Martini bianco a la izquierda tu bote de crema factor 50 a la derecha, debajo del trasero una enorme hamaca acolchada y un cuadro de Dalí con los colores de la  naturaleza, te das cuenta de lo afortunado que eres y lo desagradecidos y ciegos que estamos muchas veces.

 

Otra vez viajando me sucedió algo que de nuevo mi estómago “se volteó” y sentí cierto Vértigo agradable.

Me encontraba con una gran amiga en Cuzco, Perú, formamos parte de un programa en el que participaríamos en las diversas actividades para desarrollar el Patrimonio Histórico-cultural de cuzco, sin haberlo planeado terminamos paralelamente dando clases de inglés y unas charlas de arquitectura y turismo sobre España a unos pequeños que felices nos escuchaban atónitos y sorprendidos.

Machu pichuMachupichu

El mismo día de llegada, nos llevaron al comedor donde estaban todos los chicos  a los que íbamos a dar clase, serían unos diez,pero en esa sala eran como 100. Parecía una preparación para la 3 guerra mundial aquello, no paraban de gritar, reír, intercambiarse voces, cuando de repente en un chillido seco la profesora los corta y les pide atención, como si hubiera caído un meteorito en aquella sala, se suman en el más sepulcral silencio.

“Chicos han llegado dos profesionales de España, la Srta…. Y la Srta… que están aquí para formarles”.

Con unas fascinadas caras de alegría comenzaron todos a aplaudir un buen rato, yo no sabía dónde mirar y roja de incierto les acompañe en aquel aplauso junto con mi amiga.

peru 2

Me pareció un gesto tan bonito que dudo si se pudiera conseguir una reacción así en alguna escuela de España. Para bien o para mal  nos impactó la diferente cultura y extasiadas nos dispusimos a acompañarles en su comida con una, por decirlo de algún modo, deliciosa lengua de vaca. Felizmente no supe lo que comía hasta que digerí todo el plato y del resto nunca me entere, son cosas que es mejor que sean así.

Peru 5