Hacia lo Superficial- Latinoamerica V Europa

La carga del sustento

Hacia lo superficial.
A veces me pregunto si habrá personas que se den cuenta o se pregunten este tipo de cosas. Si son conscientes del camino cada vez más superficial hacia donde van las cosas, las personas, las situaciones, los principios….
Puede sonar el clásico comentario negativo o de persona de visión negativa, pero si creo tener argumentos y fundamentos suficientes como para confirmar esta afirmación, ya sea por vivencias, observaciones, ejemplos o situaciones.

También estoy de acuerdo con un comentario que hacia nuestro querido conferencista Emilio Duró en una de las charlas más fantásticas que he escuchado en estos últimos años, “Optimismo e ilusión” daba una conferencia en la que te mostraba, como el ser humano ve y percibe lo que quiere ver, estamos condicionados y sometidos a lo que nuestra mente y persona quiere y nos permite ver.
Ponía el siguiente ejemplo, hablaba al público y comentaba: “Os voy a poner un video de dos equipos uno vestido de blanco y otro vestido de negro, que se pasan una pelota, quiero que me digáis el número de veces que el equipo blanco toca la pelota” después de estas directrices, ponía el vídeo y el público, absorto y dócil, contabilizaba firmemente cada pase de la pelota.
Terminaba el vídeo y preguntaba el número de veces que había tocado la pelota el equipo blanco y luego añadía; “habéis visto algo raro?”, “No???”, “Seguro??”, “ha pasado un OSO!!”, el público respondía con tremenda carcajada.
Con este ejemplo, nos hacía ver como en mitad de ese proceso había una persona disfrazada de oso que pasaba por el medio de los dos equipos, nadie lo veía porque estaban centrados en ver otra cosa, vemos lo que queremos ver, de ahí viene esa tremenda afirmación, afirmación que me impone un enorme y tremendo respeto y tengo que reconocer que ligero miedo.

Y afirmo esto porque si estoy de acuerdo en que vemos las cosas con el filtro de nuestra mente, nuestros prejuicios y nuestra capacidad de ver, o de no ver otra cosa.
Siempre he buscado respuesta y crecimiento en los viajes. En experiencias incomodas o retos que suponían incertidumbre, pero una considerable persistencia. ¿Porque lo hacía? No sé, no sé si era cuestión de sadomasoquismo, evolucionismos de una edad temprana y rebelde, contra corriente frente al camino de la gran mayoría, o búsqueda simplemente de unos intereses propios.

3

Esto lo menciono porque me impresionaba ver, y sigo confirmándolo hoy 12 años después de mis primeros viajes, como a medida que un país va mejor económicamente, se pierden directa y proporcionalmente al mismo tiempo, los valores, los principios, y de más detalles.
Pisar Perú hace 12 años, ver una sociedad tan pobre y a la vez una pequeña porción tan rica y adinerada me sorprendió tanto….
Ver cómo la gente adinerada salía con su Chofer, sus gafas de D&G, y parabamos en un semáforo donde más de 20 personas en excesivas condición de pobreza pedían un mísero sol con un niño colgando de la espalda, o las barricadas de edificios a tan solo una acera de los chalets de la gente de élite.

Curso_fotografia_abril_Tenerife_14

Ir a las tan nombradas “casas de playa” que eran urbanizaciones construidas en la costa, rodeadas de desierto, con unos guardas en la puerta que te pedían tu nombre y apellido consultando un listado para ver si te permitían pasar, donde las chicas del hogar no podían bañarse porque esa era una playa privada.

Todo eso me impresionaba, pero por todo eso había pasado, España con la Guerra Civil, Alemania con el muro de Berlín, países del este, era un rasgo impuesto en la evolución de un país.
Empezabas a observar en esos momentos los valores de familia que había, el compartir, aunque fuese un trozo de ese mísero pan que tenían las comunidades más pobres.
Muchas veces como invitado o huésped era obligación y dignidad del poblado ofrecerte un trozo de pan, aunque fuera lo único que tuvieran para comer, les dignificaba el compartir, habéis pensado este gesto en sociedades desarrolladas??

Posteriormente el contraste vino cuando viviendo en Alemania años después veías una sociedad excesivamente independiente, menos cálida, más separatista, si observabas bien en las calles de Frankfurt veías cantidades de gente solitaria, ahogando sus penas en alcohol, y aquí puedo afirmar según mi vivencia personal, que jamás había visto tanta soledad y aislamiento de mucha gente como lo viví en Alemania si te ponías a observar, lo que no eran comercio, escaparates y fiestas.
Una vez pasaba desde el autobús y veía una chica sentada en el banco de la parada de metro llorando, tenía gente alrededor, y la gente la observaba pero nadie se paraba a preguntar, es esto signo de una sociedad empática? Humana? Que colabora? Y tantos ejemplos de estos que se me han ido presentado en la vida….

Pasearse por la Hauptbahnhof de Frankfurt era ver comunidades y comunidades de gente borracha, solitaria… un tremendo número de gente durmiendo en las calles, como podía ser con un país con un PIB del 5% una calidad de vida de las mejores del mundo y una tasa de paro bajísima, como podría ser?? Me preguntaba yo….
Eran percepciones que me iban viniendo y me generaban un gran debate. Curioso…. Pensaba… en Latinoamérica son pobres pero sonríen constantemente, se alegran con poco, en Alemania siempre quieren más y sonrisas? las cuentas con los dedos de una mano, digo Alemania como podría decir, Suiza, Inglaterra, Italia….

A medida que he ido cumpliendo años, por supuesto que hay cosas maravillosas que vas viendo y vas aprendiendo, experiencia que vas adquiriendo para filtrar lo que quieres y lo que no, rodearnos de gente que nos llena y nos aporta y no de compromisos de alma vacía a los que acudimos como seres inertes sin personalidad, sin identidad propia, es curioso como en grandes ciudades sucede muy a menudo que la riada del ritmo frenético de la “big City” Nos arrastra. Evitar los “qué alegría verte, estas fantástica” que con tanto cinismo se mencionan, amistades de toda la vida que se cuentan solo lo positivo cuando hay personas pasando por muy malos momentos, pero es el que dirán, el que pensaran lo que predomina en algunas personas, os habéis fijado en este tipo de detalles???

Podría sacar mil temas más y ligarlos a como se están educando a los niños en los colegios, como nos enseñan a pensar de una determinada manera y no a desarrollar nuestra mente de manera propia y personalizada.

Por otro lado también, cada vez me da más la sensación que nos vamos dando más cuenta de que no por no seguir los patrones, las imposiciones sociales, valemos menos o es gente descarrilada, nos han enseñado a pertenecer a la manada y las personas de mayor éxito siempre han sido las que se han separado de ese camino impuesto y se han separándo de la manada; Einstein, Steve Jobs, Hemingway, Churchill, Enrique Meneses, Dominique Lapierre, Gandhi… hay una lista tan larga…. Y de ámbitos tan diversos… a tantas escalas…

Poco a poco nos vamos dando más cuenta de que no por no seguir los patrones, las imposiciones sociales, valemos menos o es gente descarrilada, nos han enseñado a pertenecer a la manada y no a seguir nuestros propios ritmos y dead-lines interiores, lo que nos va llegando y vamos sintiendo.

2
Cuando no os ha pasado el clásico momento en el que tu amiga ha tenido un bebe y el padre te sale con un, “Y tu para cuando”, o gente de veinti pocos años que al no tener pareja ya se creen que se rodearan de gatos el resto de su vida? Nada de esto es así, como decía un gran vídeo viral en Youtube: ”Sometimes you´re ahead sometimes your behind” algunas veces te ira mejor y otras peor, el odio, la envidia, el mal deseo al prójimo, sólo genera mal estar interno.

¿Y Qué relación tiene esto con la superficialidad?? Pues una enorme relación.

Si vas a un país en conflicto como por ejemplo República democrática del Congo, Sierra Leone, Haití, etc… la publicidad si es que apenas la hay no será nunca una modelo en bikini anunciando Woman Secret como se vería en cada esquina en Nueva York, o el ultimo catálogo de Moda de Ralph Lauren con sus tonalidades y sus mezclas raciales por Liverpool en Londres, más bien hablaríamos de publicidad de como alimentarnos, como trasferir dinero, peligro del virus que inunda la zona, “Prevención Virus Zika” por ejemplo; como viajar al exterior, no hay tiempo ni cabidez para otras cosas. Negativo? No! Realista.

A medida que una sociedad se desarrolla va viniendo el consumo, el mi tiempo es oro, el yo, después yo y otra vez yo, son cosas que chocan tanto cuando pisas diversas culturas, se convierten más en sociedades unitarias e independentistas, que tienen mucho de bueno, muchísimo pero también cosas clave de malo y de negativo.

Y yo muchísimas veces me cuestiono, nadie se para a pensar esto? Vivimos en una sociedad pendiente únicamente de ver donde pasamos nuestras vacaciones para luego contarlo a los 4 vientos, comprarnos bolsos de marcas caras que nos generan un reconocimiento que en muchos casos necesitamos, hacer bodas ruidosas y estrafalarias, Amistades entre amigas en donde solo te cuentas lo fantástica que va la vida…

Curioso…

Actualmente hay muchas cosas buenas, desde luego, pero yo con este articulo denuncio en cierto modo la carencia de empatía social que tenemos.
Somos capaces a veces de ponernos en el lugar del otro? De salir de nosotros mismos y nuestro micro mundo? De ver las desgracias del prójimo y no crear dramas con las nuestras y conseguir relativizarlas para pensar, “Bueno sigo respirando, tengo un plato de comida, y mis seres queridos están relativamente bien” lo somos?

Hemos aprendido a vivir en un micro-yo, familias materialistas donde Herencias dividen principios, amistades se rijen por intereses, parejas se forman por que quedan bien en Instagram , ella tiene un cuerpazo el una barba hípster cojonuda, da que pensar!

Y todos participamos en ello en algún momento,

Este es un artículo para invitar a la reflexión y a cuestionarnos cosas y parar un poquito en ese ritmo tan frenético que llevamos todos.

Y termino con la gran frase que me fascina y me repito cuando hay alguna dificultad o problema,

“No es más feliz el que más tiene si no el que menos necesita”



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>