Que es Viajar…??

peru 1

Muchas veces sin ser consciente me emprendía en muchas aventuras y viajes buscando algo, buscando respuestas, experiencias, un crecimiento, una apertura de barreras, una autoevaluación, una superación de dependencias, miedos, limites mentales que tanto nos crea la sociedad…. Una auto afirmación del hecho que para disfrutar y ser feliz puedes hacerlo a solas si sabes los ingredientes…

 

Poco a poco con los años, me di cuenta que para cada persona, viajar define unos combinados muy diversos de mentalidad, formas de ver las cosas intenciones y experiencias y para otras puede ser la antítesis, pero para mí viajar es lo que vemos y somos capaces de asimilar, lo que genera distintos desarrollos a lo largo de la vida.

Yo me basaba en escritores como Javier Reverte, Larrie Collins, Dominique Lapierre, Garcia Márquez….

Mientras van sonando “the Go go Dolls –Iris” me vienen a la cabeza toda serie de imágenes de las situaciones que más me han impactado y más me han fascinado viajando, sensaciones, que al papel creo que es difícil plasmar, pues nuestro lenguaje hablado no tienen el vocabulario que poseemos en nuestros pensamientos. Si así fuera seríamos personas más descifrables y menos complejas creo yo.

Y que suponía un viaje para mí, vuelvo a pensar, la adrenalina de ponerte una mochila tener un viaje de ida y vuelta, no saber nada más del destino que te esperaba, nada reservado ni planeado, me genera unas cosquillas en la tripa que mi cuerpo parecía tener 8 años y ser la primera vez que iba a pisar el mar, esa gran sensación antes de cada viaje es muy placentera.

Me preguntaba siempre si el resto de la gente también sentía algo parecido.

 

Creo que muchas personas tenemos miedo a viajar solos, a vernos ahí sin nadie, y nos decimos “con quien voy a hablar”, “pero cenar solo es triste”, y “dormir en lugares desconocidos” y “sin poder compartir esas noches”… nada más lejos.

Si, hay una parte que es bonita compartir, pero la forma de viajar de Reverte por ejemplo, es como si fuera acompañado de muchísima gente, le inunda una paz inmensa, es capaz de sentirse próximo y querido por cada persona que va encontrando en el viaje y al final creo que esa es la clave. Las percepciones están más abiertas cuando viajas solo porque te fijas más en lo que te rodea y pierdes menos tiempo en conversaciones del pasado o de situaciones vividas con la persona que viajas. Es una forma diversa de verlo, por supuesto es precioso compartir un viaje pero mi pregunta por otro lado es; porque nos cuesta tanto viajar solos? Por qué tan fuerte esa dependencia emocional de que llegamos a no ir a un  viaje si no vamos acompañados?

Para mi viajar es mucho más que una serie de disparos fotográficos en lugares mundialmente conocidos,  yo lo percibo como un ingrediente que algunas personas son capaces de integrar en su menú. El entorno, las personas, las casas, los animales, el funcionamiento de la sociedad, ver cómo funciona el día a dia de muchas personas inmensamente felices en la máxima escasez.

Ese ingrediente de involucrarse con la sociedad de ahí. Hay un detalle curioso cuando viajas y creo que algo separado de las experiencias de mucha gente viajando. Es el de que está sucediendo en ese país, como funciona un dia normal en ese lugar del planeta.

Cuando vas a hoteles de lujo, 5 estrellas paquetes “All inclusive” es cojonudo el negrito que con un MAMASITA te regala una preciosa sonrisa directamente del corazón llena de inocencia, con una calidez en sus palabras que ni tu propia madre, pensamos estar en el paraíso… viviendo un “aventurón”, salvajes en una isla desierta “ rebeldes a más no poder, contra el sistema! Revolución!”

Peru 3

Pero hay un ingrediente mágico desde mi punto de vista, que es el de saber de dónde viene ese negrito, que vida lleva, de repente el último día te das cuenta que lleva todos los días trabajando 15 horas, que no ha habido día que hayas perdido de vista al negrito, ni a su sonrisa, y de repente te cuenta que tiene 4 hijos y que vive en la Chabola de la entrada al resort, que está feliz de poder trabajar ahí, que su familia de su distrito le admira porque gana un dinero al mes que a ellos les permite comprar frijoles y unos cuantos kilos de arroz.

Como decía Javier Reverte en una frase: “Viajar es descubrir que todo el mundo se equivoca. Cuando uno viaja, tus convicciones caen con tanta facilidad como las gafas; sólo que es más difícil volver a ponerlas en su sitio

De repente cuando te creías un crack por tener un Martini bianco a la izquierda tu bote de crema factor 50 a la derecha, debajo del trasero una enorme hamaca acolchada y un cuadro de Dalí con los colores de la  naturaleza, te das cuenta de lo afortunado que eres y lo desagradecidos y ciegos que estamos muchas veces.

 

Otra vez viajando me sucedió algo que de nuevo mi estómago “se volteó” y sentí cierto Vértigo agradable.

Me encontraba con una gran amiga en Cuzco, Perú, formamos parte de un programa en el que participaríamos en las diversas actividades para desarrollar el Patrimonio Histórico-cultural de cuzco, sin haberlo planeado terminamos paralelamente dando clases de inglés y unas charlas de arquitectura y turismo sobre España a unos pequeños que felices nos escuchaban atónitos y sorprendidos.

Machu pichuMachupichu

El mismo día de llegada, nos llevaron al comedor donde estaban todos los chicos  a los que íbamos a dar clase, serían unos diez,pero en esa sala eran como 100. Parecía una preparación para la 3 guerra mundial aquello, no paraban de gritar, reír, intercambiarse voces, cuando de repente en un chillido seco la profesora los corta y les pide atención, como si hubiera caído un meteorito en aquella sala, se suman en el más sepulcral silencio.

“Chicos han llegado dos profesionales de España, la Srta…. Y la Srta… que están aquí para formarles”.

Con unas fascinadas caras de alegría comenzaron todos a aplaudir un buen rato, yo no sabía dónde mirar y roja de incierto les acompañe en aquel aplauso junto con mi amiga.

peru 2

Me pareció un gesto tan bonito que dudo si se pudiera conseguir una reacción así en alguna escuela de España. Para bien o para mal  nos impactó la diferente cultura y extasiadas nos dispusimos a acompañarles en su comida con una, por decirlo de algún modo, deliciosa lengua de vaca. Felizmente no supe lo que comía hasta que digerí todo el plato y del resto nunca me entere, son cosas que es mejor que sean así.

Peru 5



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>