Sudáfrica- A pocos metros de leoardos controladas por las Termitas.

3

Ayer llegamos, tras largas horas de baches y combinado con una parada inesperada y multa policial impuesta por policía corrupta sudafricana, a esta reserva Natural privada llamada tschukudu lodge, donde tienen sus propias jirafas, leones, cebras, chitas, leopardos, pumbas… digamos que es un terreno que pertenece al conocido Krueger Park en Sudáfrica, pero que, una porción de ese inmenso terreno que es el Kruger park, pertenece a una familia privada, propietarios de un singular lodge con sus propios animales.

1

Comparándolo con Madrid y para poneros en situación, como si en la mismísima Moraleja tuvieses en tu parcela de terreno en vez de un chao chao correteando y dos gatos controlando la casa desde las alturas se intercambiase por 20 jirafas, 10 leones, 12 rinocerontes, 4 chitas, 15 elefantes, etc…. Un pequeño cambio que apenas sería perceptible. Por supuesto todos ellos abarcando la capacidad de terreno correspondiente y generosa a sus tamaños como así lo reclaman. Tener en cuenta que cada elefante necesita unos 10.000 km cuadrados de terreno para alimentarse.

Llegamos aquí con el objetivo de hacer un voluntariado 6 días, entre las actividades rutinarias se encontraba despertarnos a las 5 de la mañana, drogarnos ampliamente de importantes dosis de café para el cuerpo, con el fin de ser capaces de despertar los sentidos y poder seguir a nuestro Ranger asignado para aquel día. Llenas de ilusiones como estábamos nos metíamos cada mañana  en el 4X4 a eso de las 5:30 de la mañana a vagabundear los caminos a ritmo de travieso caballo desbocado, la Lang Rover…caminos invadidos de agujeros, los famosos fuera de pista, y un imponente pequeño tanque con unas ruedas que pedían guerra…. una de las actividades era cortar ramas para ponerlas en zonas donde el curso del agua arrasa cuando hay lluvias torrenciales y de esa manera hacer que vuelva a ser fértil la tierra poniendo ramas de otros árboles, fertilizando el terreno y generando alimento para los animales.
4
En este tipo de expediciones aprendes mucho… aprendes a escuchar la naturaleza, los pájaros, leer las huellas de los animales, la hora en que pasó el animal dependiendo de factores como el clima y el viento del día anterior…. cuantos eran en la manada, si había crías, si alguno estaba herido…os podéis imaginar las city ladies… nosotras, y todos aquellos que venimos de grandes metrópolis acostumbrados a PIPIIIIII del claxon,acostumbrados al clásico “hijo putaaa que iba a girar a la izquierda”, “una cerveza por favorrrr”… “apártate idiota!”, “CAMPEONESSSS CAMPEONESSSSS….. GOL DEL MADRID” como era para nosotros de complejo percibir las señales, los sonidos, las huellas, los cambios… simplemente leer la naturaleza… era como poner a un chimpancé a estudiar física cuántica…. no veíamos nada… no oíamos nada…. no percibíamos apenas movimientos o ruidos….  cuando había un alistamiento de alguna manada tardábamos minutos en verlos, los rangers con un rugido ya sabían, la ubicación, cuantos eran…. que estaban haciendo, si estaban cazando… si había peligro….como impalas viejos nos movíamos por ahí ligeramente oxidadas…. pero un gran afán de aprender nos acompañaba… otra de nuestras actividades era poner piedras en caminos, reconstrucción de las vías, ver que las vallas que delimitaban el “Krueger park” no estaban rotas  por algún animal… o que no habían intentado pasar cazadores furtivos… todo aquello en mitad de la reserva con todos los animales que os he mencionado anteriormente libres y paseando traviesamente.
2
Era un verdadero lujo el poder estar viendo unos días el ritmo de aquellos animales, el ritmo que marcaba la naturaleza…. aprender tanto de cómo funciona la naturaleza…. era impresionante experimentar como cuando llegamos y pensábamos 1” semana aquí en mitad de la nada, con millones de hectáreas de clima medio árido” se convertían en días muy dispares, muy diversos, cada vez menos cosas se volvían más abundantes y eramos capaces con los días, de percibir más, experimentar más, disfrutar de esas pequeñas cosas que le gente de allí, tan acostumbrada percibían automáticamente.

Y lo que os voy a contar ahora seguro que pocas personas sabían de este pequeño mundo paralelo a nosotros….el gran montaje que tenían por aquí nuestras amigas las termitas….. las termitas son unos insectos que tenían montado en el Parque Krueger una especia de “Empire State Building” en mitad de la sabana Africana. Estos darwinianos sabios insectos tenían que estar dirigiendo el mundo y el G8, son unas fieras de la organización en grupo y del “Execellent Management”,y ojo sin mediar una palabra, sin discusiones sin desacuerdo, tenían que darnos unas clasecitas a nosotros los humanos.

Resulta, que en amplias extensiones de terreno las de termitas construyen unas inmensas montañas que alcanzan hasta 3 o 4 metros…. son autenticas columnas montañosas en mitad de la naturaleza….

Se comunican entre la maleza siempre bajo tierra, me explico; hay una montaña y a 40 metros otra que no ves porque la maleza lo tapa todo… por cierto… las expediciones durante aquellos días significaban tener el cuerpo como un auténtico crucigrama o como si nos hubiésemos peleado con un león, marcas por todos lados…. del trabajo, de la rapidez del 4×4, ramas, pinchos, picaduras….

Bueno, continuo con las futuras gobernantas de los estados unidos…. las termitas!

Estos insectos viven a varios metros bajo tierra y tienen sus salidas al exterior por esas montañas que os describo, necesitan vivir a una temperatura de 36 grados por lo que si en su pequeña ciudad; Manhattan; no tienen esa temperatura en su interior, la crean ellas, abriendo agujeros, vibrando, generando energía y calor para que suba la temperatura. Se cuentan en millones y dirigidas constantemente por la termita reina que es la que da las ordenes…. por supuesto esa orden también a través de vibraciones y gestos, si la termite reina muere muere manhattan, fifth Avenue… Michael Jackson…. Madona…. La Rocio Jurado…. mueren todos…. dependen de ella por eso la protegen tanto; pero que pasaría si muriese? automáticamente todas ellas se organizan y se nombra, de nuevo por vibraciones, la nueva Reina, la sucesora, es una especie de dinastía que surge de forma natural y ya espontáneamente programada desde un inicio y siempre sin hablar. Ya quería vernos a nosotros, los todo poderosos humanos llegando a acuerdos de esta forma tan unánime.

En fin…. Era fascinante ver como se organizaban en grupo, como conservan su comida en frigoríficos naturales y zonas de bajas temperaturas…. no usan microondas porque les queda muy grande;  en realidad pesa mucho, pero si no.. las veríamos con sartenes y ollas haciéndose unos deliciosos huevos fritos….

os lo repito….

las termitas van a gobernar el mundo…

Otra de las cosas más bonitas de aquellos días, las personas que nos íbamos encontrando por el camino, gente que trabajaba para National Geographic, antiguos miembros del can, un antiguo prisionero de la cárcel donde estaba el querido Mandela…. antiguos guerreros de la Guerra de Mozambique…. auténticos rangers de la Africa mas profunda, y alguna que otra pava real que se pasea por el lodge apasionada de las cirugías, había de todo y para todos por aquellos parajes.

 

Como siempre África es especial, África te lleva, tu no decides tu viaje en África, ella lo organiza gratis por ti con una dosis de incertidumbre y de sorpresas.

 

Te veo pronto gran continente.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>